Vampires Are Forever Capitulo 14

Catorce

“No puedes convertir a Inez sin su permiso.”

Thomas frunció el ceño mientras Etienne repetía el enunciado y deseo no haberle nunca mencionado sus planes, pero simplemente había continuado y lo había hecho. De hecho, deseaba haber golpeado mejor a su primo en la cabeza en lugar de detenerse a si mismo en el ultimo momento cuando se dio cuenta de quien acababa de salir de la habitación.

Después de haber dejado a Inez en la sala, Thomas había subido las escaleras, la lámpara lista para golpear un trasero inmortal. El había llegado al descanso, justo aproximándose a la única puerta cerrada – la de la cama doble – cuando repentinamente había sido abierta y Etienne había salido.

Thomas había bajado la lámpara con alivio y entonces los dos hombres se había saludado con un abrazo...

DESCARGAR PDF
Vampires Are Forever - Capitulo 14

Entradas populares de este blog

Inferno de Sherrilyn Kenyon

Nueva Sección

Under a Vampire Moon de Lynsay Sands